Publicación mensual de la Fundación "Consejo para el Proyecto Argentino"              Año XXXIV

Gabinete On Line

Visite energy  Portal Energético Internacional

                                                            

 PETRÓLEO

 GAS

 CARBÓN

ELECTRICIDAD

NUCLEAR

RENOVABLES

ACLARANDO DATOS

CARACTERÍSTICAS Y PRECIOS REALES DE LA ENERGÍA EN ESTADOS UNIDOS

 

Enviar este informe

 

Gas natural

Los productores han logrado fuertes aumentos de eficiencia y reducciones en los costos de perforación y terminación en los últimos dos años, lo que resulta en precios “de equilibrio” de 2-4 $/MMBTU en la mayoría de las cuencas, suponiendo una tasa interna de rendimiento del 20%. Las perforaciones dirigidas al petróleo, como Eagle Ford y Permian, muestran costos de equilibrio aún más bajos. Esto es porque el gas es producido como un subproducto de la producción de petróleo, y el repunte de los precios del petróleo ha impulsado la producción de petróleo y por lo tanto la de gas asociado.

El gas natural sigue siendo la principal fuente de generación de energía en los EEUU, y la generación de energía eólica y solar, combinada con una mayor generación de energía hidroeléctrica, elevó la generación de energía renovable del 15% al 18% de la matriz eléctrica total en un año.

El gas natural destinado a generación eléctrica representa el 34% de la demanda de este combustible.

Estados Unidos está consolidando su papel como exportador mundial de gas natural licuado y, por primera vez, es un exportador neto de gas natural para todos los meses del año.

Inversiones en nueva generación

Las nuevas plantas solares fotovoltaicas ahora pueden socavar la construcción de nuevas plantas de carbón sobre la base de un costo nivelado de energía (LCOE) en los Estados Unidos. El LCOE de referencia para un sistema solar con seguimiento se estimó en 54 $/MWh para el 2017, mientras que el carbón llegó a 66 $/MWh. Las reducciones de Capex generaron un descenso de 17 $/MWh en la estimación de costos nivelados para la energía solar con seguimiento desde la segunda mitad del año 2016.

En 2017, las energías renovables (no hidroeléctricas) representaron la mayor parte de la construcción de nueva capacidad instalada con 18,2 GW o aproximadamente el 62% de la construcción total.

En total, las energías renovables, la energía hidroeléctrica y el gas natural han contribuido con más del 93% de todas las adiciones de capacidad de generación en los últimos 25 años.

La construcción de tecnologías renovables se desaceleró en 2017 después de las adiciones récord en 2016: cayendo un 19% a 18,4 GW, desde los 22,7 GW instalados en 2016.

La capacidad renovable total casi se ha duplicado desde 2008, alcanzando los 239 GW en 2017 (excluyendo las hidroeléctricas de bombeo). Casi todo el crecimiento es explicado por la energía solar y eólica. Ambas en conjunto, experimentaron un crecimiento del 471% durante ese período, mientras que otras tecnologías se mantuvieron estables, en parte debido a un apoyo más débil de las políticas públicas. Las tecnologías solar y eólica también se han beneficiado de los regímenes de promoción a nivel estatal y de los costos en rápido declive.

Aunque el ritmo de las retiradas de centrales a carbón se redujo en 2017 a 6,2 GW, las compañías ya han anunciado próximos retiros de centrales en base a este combustible suficientes para hacer de 2018 un año casi récord. A partir de noviembre de 2017, las empresas tenían 12,5 GW de plantas de carbón programadas para el desmantelamiento en 2018, valor solo superado por los 15 GW retirados en 2015. Desde 2011, la potencia instalada en base a carbón se ha reducido un 15% desde su tamaño máximo de 306 GW. Los precios de gas persistentemente bajos entre otros factores han contribuido a un menor tiempo de despacho y menores ingresos para las plantas de carbón.

Costos de la energía

Los costos se mantuvieron bajos: los consumidores dedicaron solo el 1,3% de su gasto a la electricidad, el más bajo que en cualquier momento registrado. Esto compensó un aumento en la proporción del gasto dedicado a los combustibles líquidos (hasta 2,1% en 2017 desde 1,9% en 2016), permitiendo que el porcentaje total de los gastos domésticos dedicados a los costos de energía sigan estabilizados alrededor del 4%.

Históricamente, los precios de la energía eléctrica para los usuarios industriales en los EEUU se encuentran entre los más bajos del mundo (con un promedio de 6,76 ¢/kWh en 2016). Los EEUU tuvieron el segundo precio más bajo de los países del G-7 en 2016 situándose por detrás de Canadá.

Los precios al por mayor de la electricidad siguen siendo históricamente bajos en términos reales. Sin embargo, se recuperaron ligeramente en 2017 en la mayoría de las regiones en relación a los niveles de 2016, ya que el precio promedio anual del gas natural Henry Hub se elevó un 18% a $ 2,96/MMBTU.

Las corporaciones están desempeñando un papel cada vez más importante en la transformación del sector energético, exigiendo cada vez más energía limpia y buscando capturar los beneficios de la eficiencia energética. En 2017, las empresas firmaron nuevos contratos PPA por 2,9 GW de capacidad renovable.

Las corporaciones continúan haciendo compromisos para comprar energía limpia. Hasta 2017, 119 compañías se han comprometido a cubrir el 100% de su demanda de energía a partir de fuentes renovables mediante la firma de la iniciativa “RE100”. El 34% de estas empresas están domiciliadas en los Estados Unidos.

Emisiones de GEI

Se proyecta que las emisiones de gases de efecto invernadero en Estados Unidos estarán en sus niveles más bajos desde 1991. En total, las emisiones totales de GEI (excluyendo los sumideros) son aproximadamente un 13% inferiores a los niveles de 2005. Esta disminución equivale aproximadamente a la mitad del objetivo del Acuerdo de París (abandonado de los Estados Unidos) que establecía una disminución del 26% de las emisiones respecto de los niveles de 2005 para 2025.

En particular, las emisiones del sector eléctrico cayeron nuevamente, disminuyendo un 4,2% respecto al año anterior y llegando al nivel más bajo en más de 27 años.

Productividad energética

La productividad energética se mide en términos del valor agregado en relación a los insumos energéticos. En la última década, la productividad energética aumentó un 17%, mientras que el PIB se incrementó un 15% y el consumo de energía primaria disminuyó 2%. La productividad de la energía, que es la cantidad de PIB producida por una unidad de energía, subió un 2,5%. La economía está ganando fuerza, con un crecimiento anual del PIB estimado en 2,3% para 2017 (comparado con el 1,5% en 2016) sin un repunte correspondiente en la cantidad de energía utilizada.

Empleos

Los sectores de energías renovables, eficiencia energética y gas natural también respaldaron la economía de EEUU al proporcionar empleos para aproximadamente tres millones de estadounidenses.

©Fuente: 2018 Sustainable Energy in America Factbook


  LIBRO

 
LA MALDICIÓN ARGENTINA

Adquiera su ejemplar antes que se agote


  Nosotros

    Contáctenos


    Colaboradores


    Nuestros Informes


    Información de Prensa


    Información Institucional


    Premios
 
         

 

            Fundación "Consejo para el Proyecto Argentino